jueves, 5 de mayo de 2011

Amada mía que estas en mi cama,
Santificado sea tu nombre.
Venga a mi cuerpo, venga a mi cuerpo
Tu cuerpo,
Y hágase nuestra voluntad
Donde tú quieras, donde yo quiera,
Porque tú quieres, porque yo quiero.

Amada mía que estas en mi cama,
Santificado sea tu nombre.
Venga a mi cuerpo, venga a mi cuerpo
Tu cuerpo,
Y hágase nuestra voluntad
Donde tú quieras, donde yo quiera,
Porque tú quieres, porque yo quiero

El amor nuestro de cada día,
Amada mía, dámelo hoy.
Perdóname si te he fallado,
Tal como yo te perdone tu pasado.
Librame del mal. Amen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario